AÍNSA, HERMOSO PUEBLO MEDIEVAL

Actualizado: hace 3 días


El casco antiguo de Aínsa se alza señorial sobre una meseta, flanqueado a su derecha por el Río Cinca y a su izquierda por el Río Ara, en el llano el pueblo nuevo.


No en vano la llaman "Uno de los pueblos más bonitos de España".


Pasear por las calles empedradas del casco antiguo es evocar su origen medieval, el sabor del pasado. Se siente paz y calma al disfrutar de la belleza de las piedras, las flores y las plantas que engalanan balcones y ventanas ¡Qué hermosa es Aínsa!


PORTAL DE AFUERA - CALLE MAYOR - CALLE SANTA CRUZ


Subimos a pie y atravesamos la puerta principal de la muralla por el Portal de Afuera y después el Portal de Abajo que da a la plaza de San Salvador, a la izquierda está la Casa La Torre, con balcones con bellas barandillas de forja, las más antiguas de Aínsa, y actualmente alberga el Museo de Oficios y Artes Tradicionales.


En la plaza confluyen dos caminos: la calle Mayor (o de Gonzalo I) y la calle Santa Cruz. Por la derecha, la calle Mayor es la parte más lujosa: casas-fuertes como la Casa Arnal y la Casa Bielsa, de los siglos XVI - XVII.


Prestemos atención a los detalles de la Casa Bielsa: el blasón a la derecha de la fachada, su antigua puerta y bellos ventanales.


Las casas de la calle de Santa Cruz son más modestas, pero no menos bellas, en ellas habitaban los artesanos.


PLAZA MAYOR


Las dos calles nos transportan a la Plaza Mayor, del s. XII, rodeada por soportales con arcos diferentes, bajo ellos se encuentran dos presas de vino. En la plaza hallamos el ayuntamiento de Aínsa y por detrás la torre de la iglesia de Santa María.


La iglesia de Santa María es románica, del s. XI, de una sola nave. Bajo el ábside se sitúa la cripta restaurada años después de ser destruida en la Guerra Civil. El claustro es de forma pentagonal e irregular. La torre, de cinco plantas, es de carácter defensivo y enlaza visualmente con Guaso, Tou y Griébal.




CASTILLO DE AÍNSA


Atravesando la plaza, al fondo, está la plaza del Castillo del siglo XI, con su torre del Homenaje de forma pentagonal y que actualmente aloja el Eco Museo de la Fauna Pirenaica, centro de exposiciones sobre la naturaleza de los Pirineos, su fauna y flora y a través de unos cristales observar el albergue de aves rapaces que ya no son capaces de vivir en libertad, entre ellas unos quebrantahuesos, el ave más emblemática de los Pirineos.


En la torre sureste del castillo se sitúa el Espacio del Geoparque de Sobrarbe-Pirineos, con cuatro salas para conocer la historia de la Tierra que nos cuentan las rocas de Sobrarbe.


En la torre nordeste está la Oficina de Turismo, el Centro de Geovisión y la Oficina Técnica del Geoparque.

LAS NABATAS


En la plaza del Castillo se expone una nabata (o almadía) que se utilizaba para trasladar la madera desde la montaña hacía el río Ebro.


En invierno se apilaba en el bosque la madera de pinos, abetos o hayas y en primavera, cuando el río tenía suficiente caudal debido al deshielo de la nieve, se construían las nabatas para descender por él.


Se recorría una gran distancia hasta Zaragoza o incluso Tortosa, una vez llegaban a su destino los nabateros regresaban a pie.


Esta actividad fue desapareciendo a mediados del s. XX debido al transporte en camiones y a la construcción de pantanos que impedían el paso de los nabateros.


Cada tercer domingo de mayo se celebra el descenso de nabatas por el río Cinca, desde Laspuña hasta Aínsa, gracias a la Asociación de Nabateros del Sobrarbe que mantiene viva esta tradición.




MIRADOR - PEÑA MONTAÑESA


Deambulando por las callejuelas de Aínsa, encontraremos un mirador con impresionantes vistas a la Peña Montañesa.

LA CRUZ CUBIERTA


A casi un kilómetro y medio está la Cruz Cubierta, templete circular, del siglo XVII, que guarda el símbolo de Aínsa-Sobrarbe: la cruz sobre la carrasca. Cuenta la leyenda que en la batalla por la conquista de Aínsa, en la lucha los musulmanes estaban derrotando a los cristianos que eran inferiores en número, de pronto sobre la encina apareció una cruz de fuego que animó a los cristianos, ganando definitivamente ellos la batalla.








16 vistas

Entradas Recientes

Ver todo